5 Errores Capitales a la Hora de Perder Grasa

Los que desean perder grasa suelen ser los que más errores alimenticios cometen. Como están obsesionados con ese tema, se exceden en sus esfuerzos y dejan de progresar o peor aún, acaban por convertirse en lo que se conoce por el nombre de gordo delgado (resultado de perder masa muscular sin que se note disminución de grasa).

Recuerda que la moderación es la clave de las de un cuerpo libre de grasa y tonificado, por lo tanto deberás evitar estos cinco errores que son resultado de perseguir extremos y te mantendrán por siempre en el sobrepeso.

ERROR N° 1: Cortar en exceso las calorías

Estarás dispuesto a perder grasa a toda costa por lo que ningún sacrificio te parecerá excesivo. Como resultado, decides recortar a la mitad tu ingestión calórica, esperando transformar tu cuerpo solamente en un par de semanas.

Grave error, no solo resulta del todo insano, sino que tu cuerpo tampoco va a responder de la misma manera a tus equivocados esfuerzos.

La realidad es que los recortes calóricos excesivos pueden hacer que el metabolismo, el motor que consume calorías, reduzca su gasto cada vez más. El sistema ideal consiste en crear un déficit calórico ligero, consumiendo a diario un 15 a un 20% menos de calorías.

Si, por ejemplo, sueles tomar 2500 calorías al dia, bajar a 1900-2000 permitirá que tu metabolismo siga funcionando correctamente y queme más calorías.

Pero incluso los recortes moderados como estos pueden llegar a convenirse en frustrantes a lo largo del tiempo. En un par de semanas, el metabolismo puede adaptarse y quemar menos calorías, lo que reduce la pérdida continua de grasa.

Una manera de evitarlo es consumir más calorías durante un día por semana, llegando incluso a tomar las mismas habituales de antes de empezar la dieta, o sea, en este caso, 2500. El incremento temporal interrumpe la respuesta de adaptación, permitiendo que el metabolismo siga funcionando a suficiente velocidad.

ERROR N° 2: Eliminar por completo la grasa

Recuerda siempre algo acerca de la moderación, el cero absoluto es muy peligroso en el mundo de la nutrición: cero carbohidratos, cero grasa, cero colesterol… Cifras que pertenecen a las dietas drásticas que deben ser evitadas.

Controlar el consumo calórico eliminando grasas insanas como mantequilla, tocino de la carne, piel del pollo y alimentos fritos es una buena opción. Sin embargo, algunos se exceden y llevan demasiado lejos el buen propósito anterior, pues intentan cincelar sus cuerpos utilizando fuentes de proteina magra, como pescado blanco, claras de huevo y proteina en polvo.

Como muchos de los carbohidratos y vegetales apenas contienen grasa, esa clase de dietas llegan a convertirse esencialmente en carentes de grasa. Y su mayor problema consiste en que ese cero de grasa compromete los niveles de testosterona, acción que puede reducir la capacidad del cuerpo para retener el músculo a la hora de hacer dieta. Entonces, cuando los niveles de testosterona decaen, el metabolismo lo hace a la vez que ellos.

El mejor remedio es incluir yemas de huevo (un huevo entero por cada 3 ó 4 claras) en la dieta y tomara diario carne magra. Los dos alimentos aportan colesterol, común a las grasas saturadas, que favorece la producción de testosterona.

También debes incluir pescados grasos como salmón, atún o trucha un par de veces por semana, contienen unas grasas especiales que se llaman ácidos grasos omega-3, que no solo ayudan a contrarrestar los problemas de inflamaciones musculares sino que también parecen ser útiles para que el cuerpo pierda la grasa con mayor facilidad.

ERROR N° 3: Abandonar los carbohidratos

Aunque las dietas bajas en carbohidratos ayudan de forma efectiva a perder grasa, no hay que dejar de consumir este macronutriente, es mejor controlar su consumo.

Una de las mejores maneras de hacerlo es eliminarlos de todas las comidas, excepto el desayuno y después del entrenamiento. Son dos momentos del día en que resultan críticos para perder grasa y desarollar los múculos.

Al levantarte de la cama necesitas carbohidratos para revertir el estado catabólico en que caes durante el sueño. Después del entrenamiento los carbohidratos te hacen falta para elevar los niveles de insulina que impulsan el desarrollo muscular y rellenan los depósitos de glucógeno, agotados por el ejercicio.

El desayuno puede consistir en 2 huevos enteros y 3 claras con una taza de avena y la comida postentrenamiento debe incluir proteína y carbohidratos de digestión rápida como patatas, pan blanco e incluso helado bajo en grasa.

Las comidas bajas en carbohidratos del resto del día pueden consistir en algo tan simple como un batido de proteína de suero o 150 a 250 gramos de proteína magra. como pollo, pavo, pescado o carne super-magra, acompañados de algunos vegetales. De esta manera, quemarás grasa sin perder la capacidad de entrenar duro algo decisivo a la hora de definir el cuerpo.

ERROR N° 4: Sobreestimar las necesidades calóricas

No hace falta ser experto en nutrición para saber que si deseas moldear el cuerpo sin añadir grasa debes tomar más calorías, pero limpias.

Pero ten cuidado porque si conviertes esa necesidad en tu objetivo absoluto puedes acabar siendo un obeso. Porque no solo se trata de la cantidad de calorías consumidas, sino de otros factores importantes de la fórmula, incluyendo frecuencias de las comidas, ingestión de proteína y suplementos para activar el metabolismo y la quema de grasa y el ejercicio.

Aunque una dieta proteica es buena para adelgazar y favorece el desarrollo de los múculos, nada resulta más efectivo que repartir las calorías en cinco o seis tomas diarias, espaciadas de 2 horas y media a 3 horas.

Así se potencia la absorción de nutrientes y se evita el almacenamiento de grasa. El próximo paso decisivo es consumir proteína suficiente, un mínimo de 2 gramos diarios por kilo de peso corporal.

La proteina cura las fibras musculares dañadas cuando el aporte calórico debido a la dieta es insuficiente. Si consumes bastantes calorías, la proteina se dedica al desarrollo de los músculos y al trabajo extra de recuperación.

Pero tampoco hay que pasarse de calorías para conseguir un cuerpo duro y tonificado, lo razonable es consumir entre 40 y 50 diarias por kilo de peso corporal y el porcentaje proteico de estas calorías debe oscilar entre el 30 y el 45%.

ERROR N° 5: Olvidarse de la nutrición antes del entrenamiento

Conseguir perder grasa y no perder músculo es una ecuación muy simple: ejercicios de fuerza para destruir fibras musculares, descansas y comes después para recuperarlas y desarrollarlas.

La comida siguiente al entrenamiento es fundamental para ganar músculo lo que permite eliminar la grasa de manera más rápida y natural.

Pero la recuperación no empieza en el minuto en que abandonas el gimnasio, sobre todo cuando entrenas 4 ó 5 días por semana. Si es tu costumbre, tu cuerpo está en estado constante de reparación, lo que significa hacer mucho caso a la comida anterior al ejercicio. Lo que consumimes antes de entrenar juega un papel decisivo en el desarrollo y eliminación de la grasa.

Una buena comida tomada de hora y media a 2 horas antes de entrenar produce una serie de cambios hormonales que protegen los músculos ye incrementan el metabolismo durante la sesión de entrenamiento.

Come por ejemplo una pechuga pequeña de pollo y un boniato mediano y ve aumentando las cantidades a medida que el cuerpo se adapte. Es el primer paso de la comida anterior al entrenamiento, el segundo es tomar 20 gramos de proteína de suero y 40 de carbohidratos como avena, fruta o cereales integrales, poco antes de entrar al gimnasio.

Pastillas Adelgazantes

1 Comentario de “5 Errores Capitales a la Hora de Perder Grasa”

  1. M. teresa dice:

    mi error fue no comer suficiente grasa en mi dieta, solamente en el almuerzo ingeria 20 gramos de grasa. Mis alimentos eran cocidos y al vapor. Baje al principio peso pero estaba estancada hasta que añadi algo de frutos secos en el desayuno y aceite de oliva en la cena y fui bajando mas

Añade Tu Comentario

ATENCIÓN: todos los comentarios son revisados antes de ser publicados.
................................................................................................................. Tu Nombre:

Tu Comentario: