Cómo Comer de Todo sin Engordar en Navidad

Queda muy poco tiempo para que llegue la navidad, tan sólo algo más de dos semanas, y en estas fiestas es casi imposible no excederte en alguna comida o cena pero eso no significa que debas renunciar a seguir controlando tu peso.

Comida de navidadTe enseñaré los trucos para que estas fiestas navideñas que se aproximan no te pasen factura en forma de kilos.

Si no has conseguido ser “fiel” a la dieta a lo largo del año, es probable que hayas pensado en dejarlo ya para enero, puesto que durante las fiestas te resulta casi imposible “esquivar” la tentación de comer. Pero ten en cuenta que si no te cuidas ahora, cuando más excesos culinarios se cometen, llegarás a enero con 3 o 4 kilos más, lo que seguro te desmotivará.

La clave para verte mejor ahora y no esperar a enero para empezar a adelgazar es que aprendas a compensar los platos más calóricos con otros que sean más ligeros.

Así, no tendrás por qué renunciar durante estos días festivos, que están a la vuelta de la esquina, de los manjares especiales y tan sabrosos que se degustan, pero tampoco descuidarás tu línea.

Comidas especiales en Navidad SÍ, pero con un plan

De esta manera tan sencilla equilibrarás los excesos que se cometen durante las fiestas navideñas, favorecerás la eliminación de toxinas de tu organismo y no aumentarás de peso.

#1. No te prives en ocasiones especiales, pero contrólate. Los platos festivos son exquisitos y suelen ser calóricos, aunque no siempre tienen por qué ser así. Además, es fácil caer en la tentación de comer en exceso. Te damos estrategias para controlar las calorías casi sin darte cuenta.

#2. Si te excedes note saltes la siguiente comida. Aunque pueda parecer lo contrario, tras una comida especial, es un error contrarrestarla saltándote otra. Para compensar, basta con que planifiques el resto del menú del día para que sea ligero y depurativo.

Tus 3 objetivos para este mes son:

#1. RACIONES NO, TAPAS: Cada año te amargas las navidades intentando no comer según qué platos. Esta vez, intenta comer de todo pero hazlo con control: las raciones pequeñas son tus aliadas.

#2. ¿CÓMO COMPENSAS?: Es posible que sientas remordimientos tras una comilona. En vez de eso, este mes te animo a compensar ese exceso en el resto de comidas del día.

#3. PLANIFICA Y TRIUNFA: Si marcas en tu calendario de menús los días que tienes previsto una comida especial podrás empezar a compensar desde el desayuno. Y ese es tu secreto para no engordar.

No renuncies a los dulces navideños pero tómalos bien…

#A. TU MEJOR ELECCIÓN Y EN LA RACIÓN ADECUADA: Ya sabes que es casi inevitable que durante las Navidades las comidas o las cenas no incluyan platos calóricos y, para colmo, luego vienen los postres. Entre los tradicionales de Navidad se encuentran polvorones, mantecados… y el turrón de almendra.

Todos comparten su riqueza en grasas y azúcares, por lo que tienen un elevado valor calórico que obliga a moderar mucho su consumo. Pero de todos ellos el turrón es la mejor opción, ya que como la almendra es su ingrediente más abundante, en él predominan los ácidos grasos insaturados que son cardio saludables. Eso sí, toma una ración pequeña (30 gramos equivalen a unas 150 kcal).

#B. EL MEJOR MOMENTO PARA TOMARLOS: Se suelen comer de postre pero lo mejor sería dejar el dulce para otro momento y terminar la comida con una pieza de fruta o macedonia, un lácteo desnatado (yogur, cuajada) o una infusión. Eso no quiere decir que te prives del turrón, pero puedes saborearlo en otro momento, por ejemplo a la hora de la merienda. De esta manera, las calorías totales del día serán prácticamente las mismas, pero no sobrecargarás tanto el estómago y aligerarás tu digestión.

En una sola “comilona” de Navidad o Año Nuevo puedes ingerir de 2.000 a 3.000 calorías, muchas más de las que debe aportarte el menú completo de todo el día. Y el problema no suele ser lo que se come (hay platos navideños que, cocinados con preparaciones saludables y acompañados con guarniciones ligeras no tienen por qué poner en jaque tu línea) sino lo mucho que se come. Para esta navidad te propongo que disfrutes de todas las comidas especiales pero que lo hagas “controlando”.

cena navideña

Te daré una serie de consejos que te ayudarán a controlar lo que comes en navidad para no engordar demasiado…

#1. ANTES DE COMER, BEBE AGUA: Es cierto que como tiene cero calorías no engorda, sea cuando sea que la tomes, pero también es verdad que tiene un efecto termogénico y saciante. Tras beber medio litro de agua, el gasto metabólico aumenta en un 30%, es decir, la ingesta diaria de un litro y medio de agua supone al organismo un gasto de unas 90 kcal.

El 40% de dicho efecto termogénico es consecuencia del esfuerzo que hace organismo para calentar el agua ingerida. Por otro lado, beber agua produce sensación de saciedad, por lo que si la tomas antes de comer, te ayudará a reducir la cantidad de alimentos que vas a tomar y, con ello, las calorías.

#2. LLÉNATE EL PLATO: Aunque te parezca una contradicción, te ayudará. Y es que muchas veces en las comidas especiales de navidad se ponen los platos en medio de la mesa para ir “picoteando”. El problema es que así no controlas lo que comes. Por ello, es mejor que te llenes el plato (usa uno pequeño para engañar a tu vista) al empezar a comer y no repitas así moderarás perfectamente la cantidad.

#3. PORCIONES PEQUEÑAS: Realmente es muy difícil evitar caer en los excesos culinarios que surgen durante estas fiestas de navidad. Un truco que te ayudará a moderarlas calorías es tomar porciones pequeñas y masticar bien cada bocado.

#4. ELIGE BIEN LA SALSA: La de tomate y la mostaza no te aportan más de 100 kcal por cada 100 gramos. Y normalmente usas unos 20 o 30 gramos por persona. Por eso, es mejor que elijas estas frente a otras con muchas más calorías y grasas.

Pastillas Adelgazantes

Añade Tu Comentario

ATENCIÓN: todos los comentarios son revisados antes de ser publicados.
................................................................................................................. Tu Nombre:

Tu Comentario: