Pastillas para Adelgazar

9 Razones por las que Evitar la Dieta Yo-Yo

La dieta yo-yo, también conocida como el “efecto rebote”, describe el patrón de perder peso, recuperarlo y volver a hacer dieta.

Es un proceso que hace que el peso suba y baje como si fuera un yo-yo. Este tipo de dieta es común y muchas veces no esperas esa subida de peso tan repentina que te llevara de nuevo a otra dieta.

Te diré las principales razones por las que debes evitar estas dietas yo-yo a toda costa y porqué debes centrarte en cambios en tu estilo de vida para conseguir adelgazar y mantener tu peso.

1. El incremento del apetito de la dieta yo-yo provoca un aumento de peso con el tiempo

Durante la dieta, la pérdida de grasa conlleva a unos niveles disminuidos de la hormona leptina, que normalmente te ayuda a sentirte lleno.

En circunstancias normales, las reservas de grasa liberan leptina en el torrente sanguíneo. Esto le dice a tu cuerpo que tienes energía disponible de sobra, y te indica que comer menos.

A medida que pierdes grasa, la leptina disminuye y aumenta el apetito. Esto conduce a un aumento del apetito a medida que el cuerpo trata de reabastecimiento de reservas de energía agotada. Además, la pérdida de masa muscular durante la dieta hace que el cuerpo conserve la energía.

Cuando la mayoría de las personas usan una dieta a corto plazo para bajar de peso, recuperarán el 30-65% de ese peso perdido dentro de un año.

Esta ganancia de peso completa la fase de “arriba” de la dieta de yo-yo, y puede pedir a personas que hacen dieta comenzar otro ciclo de pérdida de peso.

2. Porcentaje de grasa corporal más elevado

Durante la fase de aumento de peso de la dieta yo-yo, la grasa se recupera de forma más fácil que la masa muscular. Esto puede provocar un aumento del porcentaje de grasa corporal en varios ciclos yo-yo.

Además, esta subida de grasa provocada por la dieta yo-yo se almacena más en el vientre que en cualquier otra parte del cuerpo.

Esto es más pronunciado después de una dieta de pérdida de peso que con cambios de estilo de vida más sutiles y sostenibles, y puede ser responsable del efecto yo-yo.

3. Gran pérdida de masa muscular

Durante las dietas de pérdida de peso, tu cuerpo pierde la masa muscular, así como grasa y agua. Debido a que la grasa se recupera más rápido que el músculo después de la pérdida de peso, esto te llevará a una pérdida de músculo pasados unos meses.

La pérdida muscular durante la dieta también provoca a una disminución de la fuerza física. Estos efectos puedes reducirlos con el ejercicio, incluyendo el entrenamiento de pesas. El ejercicio le da señales a tu cuerpo para que gane masa muscular, incluso cuando estás adelgazando.

También durante mientras que adelgazas, el suministro de proteína debe aumentar. Así que si ingieres suficientes fuentes de proteína de calidad puede ayudar a reducir la pérdida muscular.

4. El aumento de peso conduce a un hígado graso

El hígado graso es cuando el cuerpo almacena el exceso de grasa dentro de las células hepáticas. La obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de un hígado graso, y el aumento de peso te pone en riesgo.

El hígado graso se asocia con cambios en la forma en que el hígado metaboliza las grasas y los azúcares, aumentando el riesgo de diabetes tipo 2, y también puede conducir ocasionalmente a la insuficiencia hepática crónica, también conocida como cirrosis.

5. Mayor riesgo de diabetes

La dieta yo-yo está asociada con una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, aunque no todos los estudios realizados están totalmente de acuerdo. En 4 de 17 estudios se confirmo que las dietas yo-yo pueden producir diabetes, es un porcentaje bajo pero cabe la posibilidad de sufrir esta enfermedad.

Otro estudio también en 15 personas mostró que la subida de peso después de 28 días de adelgazamiento se localizaba principalmente en el vientre, de hay que muchas personas con aspecto flaco siempre tienen alguna grasa en la barriga que no consiguen nunca eliminar.

Además, esta grasa localizada en el vientre es más probable que conduzca a la diabetes que la grasa almacenada en otros lugares, como en los brazos, en las piernas o en las caderas.

6. Mayor riesgo de cardiopatía

Un aumento de peso aumenta el riesgo de cardiopatía y el aumento en el riesgo de enfermedad cardíaca depende del peso perdido y recuperado durante la dieta yo-yo, mientras más pierdas y recuperes mayor será el riesgo.

Por lo tanto, estas grandes variaciones en el peso con el tiempo duplican las probabilidades de muerte por enfermedad cardíaca.

7. Aumento de la presión arterial

El aumento de peso incluyendo el rebote provocado por la dieta yo-yo también está relacionado con una mayor presión sanguínea.

Este efecto puede desaparecer después de 15 años, lo que sugiere que perder peso y recuperarlo rápidamente durante la juventud no afectará directamente a personas con 30 35 años, pero si que afecta a personas que han subido de peso recientemente

En otras palabras, el aumento de peso, incluyendo el aumento de peso de rebote por la dieta yo-yo, aumenta la presión sanguínea. Este efecto puede persistir durante años, pero parece desvanecerse con el tiempo.

8. La dieta yo-yo te puede causar frustración

Puede ser muy frustrante ver como el trabajo realizado para adelgazar desaparece cuando tu peso comienza a aumentar por culpa de la dieta yo-yo. Sin embargo, la dieta yo-yo no parece estar relacionada con la depresión, el autocontrol o los rasgos negativos de la personalidad.

La dieta yo-yo puede hacerte sentir fuera de control, pero no es un signo de debilidad personal. Si no has encontrado los cambios en tu estilo de vida que buscas con la dieta, es hora de probar otra cosa.

9. El efecto yo-yo, ¿cómo evitarlo?

La mayoría de las dietas aconsejan reglas a seguir por un período determinado de tiempo, este tipo de dieta te llevará al fracaso, porque te enseña que las reglas deben ser seguidas hasta que tu objetivo se cumpla.

Una vez que terminas la dieta, es fácil caer de nuevo en los hábitos que causaron el aumento de peso. Debido a que el cuerpo aumenta el apetito y tiene mucha necesidad de grasas durante la dieta, con demasiada frecuencia esta dieta temporal se convertirá en contraproducente, te que conducirá a una mejora temporal seguida de una ganancia de peso y decepción.

Para evitar el efecto yo-yo y romper este ciclo de cambios temporales produciendo éxito temporal, deja de pensar en términos de dieta y empieza a pensar en términos de un estilo de vida.

Te diré algunos de los comportamientos que te funcionarán para lograr una pérdida de peso a largo plazo:

  1. Comer alimentos saludables: yogur, frutas, verduras y nueces (no cacahuetes).
  2. Evitar los alimentos chatarra: patatas fritas y bebidas azucaradas.
  3. Limitar los alimentos con almidón: usar alimentos con almidón como las patatas con moderación.
  4. Ejercicio: encuentra algo activo que te guste hacer.
  5. Dormir bien: 6 a 8 horas de sueño cada noche.

Al hacer cambios permanentes en el estilo de vida que promueven un peso saludable, romperás por completo el ciclo yo-yo. Olvidarás el efecto yo-yo y conservarás una estupenda figura durante todo el año.

Pastillas Adelgazantes

Añade Tu Comentario

ATENCIÓN: todos los comentarios son revisados antes de ser publicados.
................................................................................................................. Tu Nombre:

Tu Comentario: