10 Mitos y Verdades Más Populares de los Ejercicios de Fitness

Hay tantas personas que buscan las mejores maneras de hacer ejercicio y perder peso, y sin embargo, por desgracia, algunos se basan en la investigación científica y la evidencia y consiguen sus objetivos.

De hecho, muchos de los consejos más comunes que vemos en Internet y en las revistas de fitness son totalmente contradictorios con lo que la investigación nos dice.

Te diré cuales algunos de los mitos más comunes de los ejercicios del fitness y el fitness en general, y haré desglose de la verdad que hay detrás de ellos.

MITO Y VERDAD 1 ** Es posible reducir el peso en ciertas partes del cuerpo **

Por desgracia, el concepto de formación in situ, o el hacer ciertos ejercicios para reducir el peso en una parte aislada del cuerpo no es posible. Aunque a todos nos gusta perder un poco de grasa de las caderas o la parte inferior del cuerpo, lo cierto es que cuando pierdes peso, no puedes elegir donde lo pierdes.

Diferentes personas pierden y ganan peso con más facilidad en diferentes áreas, por lo que incluso si haces ejercicio para un solo músculo o zona del cuerpo, no vas a tener una garantía de algún cambio.

La única manera de reducir la grasa en ciertas partes del cuerpo, es perder el peso total y continuar hasta que notes los resultados en la parte que deseas reducir.

Ten en cuenta que para algunas personas esto nunca sucede, es posible tener un peso bajo y ser delgado, pero tener grasa almacenada todavía en algunas zonas, como por ejemplo en los glúteos. Si esa es la forma en que estás programado genéticamente, por desgracia no hay mucho que puedas hacer al respecto.

Es posible sin embargo para mejorar el aspecto de determinadas zonas hacer un entrenamiento variado que combine las actividades de tonificación y el cardio para mejorar la pérdida de peso.

Aunque no se puede optar por bajar de peso en un área determinada, céntrate en ejercicios de tonificación en el área del problema y verás como poco a poco pierdes peso corporal y moldeas un poco más esa área.

MITO Y VERDAD 2 ** Levantar pesas **

Hacer pesas puede ser una gran preocupación para las mujeres, que a veces evitan el levantamiento de pesas por temor a parecer menos atractivas. En la mayoría de los casos es poco probable que esto ocurra, ya que las mujeres carecen de niveles suficientes de testosterona para adquirir tanto músculo como un hombre.

De hecho, el entrenamiento de fuerza como hacer pesas en realidad puede ayudar a perder peso ya que el músculo es más activo metabólicamente que la grasa, lo que significa que tu metabolismo en reposo es mucho mayor y vas a quemar más calorías, incluso cuando estés en reposo.

El músculo también ocupa menos espacio que la grasa y por lo tanto puede ayudarte a bajar una talla o dos. A parte de esto el entrenamiento de fuerza disminuye el riesgo de osteoporosis ya que fortalece los huesos.

MITO Y VERDAD 3 ** Hacer abdominales **

Seguramente has dedicado mucho tiempo y esfuerzo a en miles de abdominales con la esperanza de lucir un estómago tonificado y definido. Desafortunadamente puedes pasarte todo el día haciendo ejercicios para los abdominales que sólo conseguirás fortalecer y tonificar los músculos del estómago, pero no vas a conseguir quemar la grasa que está por encima de ellos.

Podrás conseguir unos abdominales duros pero si tienes grasa por encima nunca se verás definidos. La mejor manera de que se vean tus abdominales es seguir un entrenamiento variado, con ejercicios de cardio y ejercicios de abdominales, además de seguir una dieta saludable para bajar de peso.

MITO Y VERDAD 4 ** El Aerobic aumenta la tasa metabólica en reposo **

Este mito puede considerarse una verdad a medias, ya que, de hecho, tu tasa metabólica es ligeramente más alta después de terminar una sesión de ejercicios aeróbicos. Desafortunadamente, sin embargo, no es tan alta como para que puedas comerte un chocolate sin ver ningún efecto. El aumento en la tasa metabólica equivale a alrededor de 20 calorías por día, y por lo tanto es prácticamente insignificante en términos de pérdida de peso.

Los ejercicios de fuerza producen un aumento ligeramente mayor en la tasa metabólica, pero de nuevo, no es realmente importante a escala pérdida de peso. Para aumentar tu tasa metabólica, la mejor opción es aumentar tu masa muscular así quemarás más calorías en forma de grasa.

 

MITO Y VERDAD 5 ** Si no rindes al 100 % puedes irte a casa **

Muchas personas tienen la impresión de que para conseguir cualquier efecto positivo en su peso necesitan estar sudando mucho cuando hacen sus ejercicios para bajar de peso, sin embargo, la investigación va en contra de esta teoría, con mejoras en la salud se ve que con ejercicios de baja intensidad como caminar e incluso la jardinería se puede perder peso .

Incluso diez minutos al día caminando se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, por lo que empieza a moverte. Todo ayuda a quemar calorías y a mejorar tu condición física, por lo que incluso si comienzas poco a poco estarás preparando a tu cuerpo

MITO Y VERDAD 6 ** Sin dolor no hay beneficio **

Un cierto grado de dolor muscular puede ser normal después de un entrenamiento, sobre todo si no has hecho ejercicio durante un tiempo, y has hecho una sesión muy intensa o haciendo nuevos ejercicios. Sin embargo, no es normal sentir dolor mientras haces los ejercicios.

Si sientes dolor cuando te ejercitas lo más probable es que tengas una lesión o están haciendo el ejercicio mal. Si continuas ejerciendo a pesar del dolor tienes el riesgo de dañarte a largo plazo y por esta razón es importante detenerse y consultar a un entrenador profesional o a tu médico.

MITO Y VERDAD 7 ** Hacer ejercicio en ayunas quema más calorías **

Ir al gimnasio antes del desayuno puede darte energías para el resto del día, pero no te ayudará a quemar más calorías. Tener comida en el estómago no tiene ningún efecto sobre la cantidad de calorías que vas a quemar, y ​​de hecho, si no has comido durante varias horas o durante la noche vas a tener dificultades para encontrar la energía para tu entrenamiento, debido a los bajos niveles de azúcar en sangre después del ayuno nocturno.

Esto puede ser un problema, vas a quemar menos calorías de las que ibas a quemar si te hubieras comido un bocadillo ligero ya no vas a entrenar con la misma intensidad.

Lo mejor es comer antes de un entrenamiento y cuánto tienes que comer depende en gran medida de tu elección personal. Comer es importante para aumentar los niveles de energía y poner en marcha el metabolismo después del período sin ingesta de comida. Puedes comerte un plátano, un yogurt desnatado o un tazón de cereales, pero deja un poco de tiempo para digerir lo que comas antes de entrenar, 30 minutos bastará, ya que puedes sentirte mal mientras entrenas.

MITO Y VERDAD 8 ** Se quema más grasa haciendo el ejercicio a una intensidad menor durante largos períodos de tiempo **

Para perder peso y quemar grasa necesita estar gastando más calorías de las que consumes. Al final del día, si logras un balance negativo de calorías, será cuando estés en disposición de perder peso.

Estudios recientes han demostrado que el aumento de la intensidad de los entrenamientos quema más calorías por minuto y también puede ser una manera más rápida de aumentar la capacidad aeróbica que andar a un ritmo lento en una cinta de correr durante una hora.

Periodos cortos de alta intensidad seguidos de períodos de recuperación, también conocidos como entrenamiento de intervalos, pueden ser una excelente manera de maximizar la quema de calorías en un corto período de tiempo y es especialmente bueno para los que luchan por adaptarse a una sesión de ejercicios en su día por falta de tiempo.

Cabe señalar sin embargo, que para los principiantes es recomendable comenzar con menor intensidad los entrenamientos y poco a poco aumentar la intensidad para darle al cuerpo tiempo para adaptarse y construir unos niveles de aptitud.

MITO Y VERDAD 9 ** Sudar mucho significa que no estás en condiciones de hacer ejercicio **

Esto es todo lo contrario, ya que la sudoración es en realidad una forma de refrescarse del cuerpo. Cuando hacemos ejercicio, la sangre es empujada a la superficie de la piel para ser enfriada de manera más eficiente y dispersar el calor. Al mismo tiempo, las glándulas sudoríparas entran en sobre marcha para producir sudor, que ayuda a enfriar el cuerpo por evaporación.

Los atletas tienden a tener un sistema de refrigeración más eficiente que las personas que no hacen ejercicio y por lo tanto producen más sudor.

MITO Y VERDAD 10 ** No estás exagerando si te sientes bien **

Este mito puede ser muy engañoso para los que empiezan a ejercer por primera vez o para los que regresan después de un largo período de inactividad. Es importante construir tu nivel de entrenamiento lentamente y no hacer el mismo entrenamiento que habías hecho en el pasado cuando tu estado físico era superior.

Aunque puedes sentirte bien mientras haces los ejercicios, sentirás los efectos en un día o dos y es muy posible que te desanimes a seguir haciéndolos rápidamente.

Para aquellos que van al gimnasio habitualmente tienen que tener esto en cuenta si han estado enfermos o cansados. Aunque puedes sentirte bien mientras se haces el ejercicio, tratar de hacer una sesión de ejercicios en lugar de descansar y dejar que el cuerpo recupere, puede dar lugar a una recaída.

Pastillas Adelgazantes

Añade Tu Comentario

ATENCIÓN: todos los comentarios son revisados antes de ser publicados.
................................................................................................................. Tu Nombre:

Tu Comentario: